El socio de las Cooperativas de vivienda debe ser más cauteloso a partir de 2016.

Fecha Creación: 9 de noviembre de 2015


El socio de las Cooperativas de vivienda debe ser más cauteloso a partir de 2016, ya que solo tendrá garantías desde que el proyecto cuente con licencia de obra. Ningún cooperativista puede pasar por alto si las aportaciones que va a hacer están o no garantizadas con un seguro o un aval bancario para el supuesto de que los pisos no se construyan o entreguen en el plazo convenido. Y aquí ha habido cambios que entran en vigor el próximo 1 de enero. A partir de entonces, solo hay obligación de garantizar los importes desde que el proyecto cuente con licencia de obras. "Todas las cantidades que el socio entregue con anterioridad (desde que se apunta a la cooperativa hasta que se obtiene licencia) no estarán garantizadas".
"El cooperativista estará más desprotegido una vez que entre en vigor la ley 20/2015". "Es necesario regular por las comunidades autónomas los controles y avales para la compra de suelo y que el destino de las cantidades anticipadas sea para gastos de la promoción y no otro". Mientras, en la Asociación de Gestoras de Viviendas (AGV) se debate estos días la implementación, sin ser obligatorio, de algún tipo de mecanismo que ofrezca garantías económicas a los socios.